Allison Mack, se declara culpable de tráfico sexual

Por Luisa María Godínez
La celebridad confesó haber sido discípula de Keith Raniere y de reclutar mujeres para la secta Nxivm.

Allison Mack se declaró culpable de cargos relacionados con una red de tráfico sexual. En su comparecencia ante el tribunal federal de Brooklyn, en Nueva York, se confesó responsable de cargos de crimen organizado y de conspiración para crimen organizado relacionados con la presunta secta de esclavas sexuales Nxivm.

La actriz, conocida por su papel en la serie de televisión estadounidense Smallville, admitió haber reclutado a mujeres asegurándoles que se unían a un grupo femenino de orientación.

Debo asumir plena responsabilidad por mi conducta, dijo

Allison Mack

El año pasado la fiscalía indicó que “a cambio de eso, Mack recibió beneficios financieros y de otro tipo”. Ella es una de las seis personas que se enfrentan a cargos penales como parte de la investigación sobre Nxivm.

¿Cuál era su función?

Se cree que el líder de la organización era Keith Raniere, mientras que Mack era una de sus principales ayudantes.

Tras la publicación en 2017 de una serie de testimonios de mujeres que habían abandonado el grupo en el diario The New York Times, las autoridades federales iniciaron una investigación en la que entrevistaron a “testigos y víctimas” asociadas con Nxivm.

Supuestamente a las reclutas las marcaban con las iniciales de Raniere, eran marcadas con un cauterizador y por lo general en la zona pélvica. Además se esperaba que tuvieran relaciones sexuales con él como parte de un “sistema de esclavo y amo”.

“Allison reclutó a mujeres para que se uniesen a lo que se presentaba como un grupo femenino de orientación que, en realidad, Keith creó y dirigía”, afirmó Richard Donoghue, fiscal federal del Distrito Este de Nueva York, en un comunicado el año pasado.