Equidad de género y mayor empoderamiento: un elemento fundamental para el desarrollo humano

Por: Pablo Aníbal

Considero necesario y, según el Informe sobre Desarrollo Humano 2013, “la equidad es un elemento fundamental para el desarrollo humano;

Todas las personas tienen derecho a vivir una vida gratificante y nadie debería estar condenado a la miseria por ser de una clase social, país, etnia o sexo “equivocado”, destaca.

“Un conjunto de exigencias que la persona puede hacer valer ante la sociedad. Para que esta le proporcione los medios para poder atender el cumplimiento de sus fines; y le asegure un mínimo de bienestar que le permita conducir una existencia decorosa y digna de su calidad de hombre”.

Definición de derecho social por José Campillo Sainz,

Lo anterior, puede verse reflejado en el grado de discriminación, el cual puede medirse mediante el Índice de Desigualdad de Género (IDG).

Que recoge la pérdida de logros a causa de la inequidad entre hombres y mujeres, en tres dimensiones, la salud reproductiva; el empoderamiento y la participación en el mercado laboral.

De esa cuenta, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) destacó que cuanto más elevado sea el valor del IDG, mayor será la discriminación y en función de los datos del 2012 de 148 países.

Se demuestra que sigue habiendo grandes desigualdades de género y los principales factores de desigualdad son la baja representación femenina en los parlamentos;

La desigualdad de género en cuanto a los logros educativos y la baja participación en la fuerza de trabajo remunerado.

Aspectos Juridicos

Dicho lo anterior, en Guatemala se incumple el fallo de la Corte de Constitucionalidad publicado en Gaceta número sesenta (60).

Expediente número novecientos diecisiete guión cero cero (917-00), página número ciento dos (102), sentencia del seis de abril del año dos mil uno, “… 

“Es obligación del Estado proteger a los minusválidos y personas que adolecen de limitaciones físicas, psíquicas o sensoriales; por lo que no puede condenárseles a la pérdida de un derecho adquirido legalmente bajo el argumento que no cumplió determinado requisito…”.

Así pues, es necesario aclarar que no existen discapacidades sino personas con discapacidad donde se hace necesario y fundamental considerar; antes que nada, a la persona con discapacidad como un ente socio psico-biológico.

No obstante, que la discapacidad puede tener un origen físico, psicológico o social, sus repercusiones pueden involucrar varias esferas y tener una implicación social.

De esa cuenta el PNUD destacó que cuanto más elevado sea el valor del IDG, mayor será la discriminación.

Finalmente, puedo decir con toda seguridad que vivir con mayor equidad entre hombres y mujeres no sólo es fundamental en sí mismo;

Además es importante para promover el desarrollo humano y uno de los instrumentos más poderosos para lograr este propósito es la educación.

Esta tendrá un aumento en el auto-estima de las personas, lo cual les permitirá encontrar mejores trabajos; participar de debates públicos y exigir respuestas al gobierno en cuestiones de:

Atención a la salud, seguridad social y otros derechos.